Foursquare ó el agua del grifo

Foursquare, para quien no lo conozca es el último grito en redes sociales, los usuarios de esta red realizan check-ins en cada lugar que visitan ó disfrutan mediante un programa en su movil. Con esto se sabe si tus amigos están en tal sitio ó bien donde te estas tomando una cervecita que te apetece recomendar ó dar envidia, sin más.

Estando tan de moda esto del “tracking” personal, entre los, “me gusta”, “estoy aqui”, “actualiza tu estado” etc etc, no podía faltar la versión química del asunto.

Leo en Popular Science un artículo que me ha hecho gracia, unos investigadores americanos han descubierto como varían los isotopos de Hidrógeno y Oxigeno del agua através del pais.

beverages

Según el estudio, aspectos geográficos como la altitud, latitud ó proximidad a las costas tienen su influencia en esta variación isotópica. La ciudades en el mapa muestran donde se ha realizado el estudio comparando el agua del grifo frente al agua embotellada, la cerveza y los refrescos.

El agua, tiene una “firma” química natural que se transmite a las bebidas y deja huella en nuestro cabello. Esta huella puede ser usada para “localizarte” en un viaje através del tiempo, de acuerdo con el estudio, más que nada por lo lento que cree el pelo, supongo. Como se explica en el artículo, nuestro cuerpo elimina los el oxígeno y el hidrógeno del agua incorporándolo a la proteínas, incluida la queratina que forma el pelo.

La cosa que esto me sonaba búsqueda de doping ó análisis de drogas pero por lo visto podemos ir más allá. Significa que si sabemos los patrones isotópicos asociados al agua de cada lugar, se podrían comparar con los encontrados en el pelo y deducir donde habríamos estado bebiendo y ó quizás qué refresco nos metimos entre pecho y espalda. (si le echamos un poco de imaginación).

Para comprobar esta teoría, se analizó el agua del grifo de 33 ciudades y se comparó con agua embotellada, Coca Cola y Budweiser.. Encontraron que se repetía el mismo patrón de isótopos que en el agua del grifo. Aunque  las diferencias regionales no fueron sustanciales y la manipulación del agua por las empresas, hizo que la correlación fuera menos obvia, se pudo deducir la localidad de compra.

Share

Esta entrada fue publicada en Alimentación, Experimentos y clasificada en , . Guarda el enlace permanente. Tanto los comentarios como los trackbacks están cerrados.